- SAN PABLO Y SU CIUDAD; TARSO - Para valorar mis cimientos, en el cual, Dios, se presentará a mejorar lo que haya que mejorar y potenciar los dones.

Vamos a profundizar la figura de Pablo de Tarso, de todo aquello que tuvo influencia directa en su vida. Un pueblo, una nación, una familia, y sobre todo una ciudad; Tarso, su importancia, su ubicación, su cultura, su manera de vivir y hacer.
Todos estos elementos indispensables para proyectar su incesante labor de propagación de las enseñanzas de su Maestro; Jesús.
Para este judío cuyo primer nombre es Shaúl (Saulo), que significa "implorado", "deseado", toma como segundo nombre, además del judío, debido a su condición de ciudadano romano que poseía su familia, un nombre latinizado o helenizado; Paulo (Hech. 13,9) y es el que prefiere y el que usa en todas las cartas.
Pablo debió haber nacido alrededor del año 5 de nuestra era. Cuando escribe la carta a su amigo Filemón Pablo se considera ya "viejo". Conforme al modo de pensar de aquel tiempo se consideraba "viejo" a quien tuviera más de 55 años de edad.
La carta a Filemón fue escrita cuando Pablo estaba en la prisión, probablemente en la primera prisión romana que duró dos años, del 58 al 60. Si restamos los 55 años al año 60, nos queda el año 5.
Pablo nació en Tarso, en Cilicia, Asia Menor. Hay dos ciudades que influyeron decisivamente en su vida; Tarso y Jerusalén. Pablo tenía educación judía y formación griega en la ciudad universitaria y provincial de Tarso. Tarso era una ciudad enorme. Conforme a los cálculos de algunos historiadores tenía cerca de 300.000 habitantes…


Para leer completa la entrada y para disfrutar de un video que nos enseña no solo la actual ciudad sino las excavaciones realizadas y un paseo por los primeros tiempos del Cristianismo, entramos a este vínculo: http://lidydir.blogspot.com

Compartir